Blog.

Encuentra de la A a la Z, todo el contenido e ideas sobre
temas que están y seguirán cambiando el mundo del marketing.

Blog.

Encuentra de la A a la Z, todo el contenido e ideas sobre temas que están y seguirán cambiando el mundo del marketing.

La revolución ecodigital.

Adidas anunció que para 2024 todas sus colecciones estarán hechas con plástico reciclado. Si bien esto que implica un cambio interno enorme para la multinacional, la noticia no causó gran revuelo entre los consumidores, pues la marca deportiva es una más que se suma a la lista de empresas con perspectiva sustentable. Y es que la lucha contra el plástico hace rato había cobrado visibilidad, gracias al arribo de las redes sociales, donde constantemente el público ejerció presión y denunció las malas prácticas empresariales. Adidas sólo viene sumándose a una tendencia, a la Revolución Ecodigital.

 

Desde todo el mundo, la eliminación del plástico ha sido tema. Chile no ha sido ajeno a esta situación, implementando una ley que prohibirá el uso de bolsas plásticas a nivel nacional. Más allá de las consecuencias favorables que implicará esta decisión, lo cierto es que el medioambiente dejó de ser un tema de las autoridades y de los hippies;  gracias a los medios digitales, ahora es parte del grupo mayoritario de la población: Millennials y post Millenials.

 

Son ellos quienes a través de redes sociales sacan la voz por el planeta: juntan firmas en change.org, crean comunidades de reciclaje, denuncian a quienes contaminan y promueven, mediante tips, una vida sustentable.

¿Será acaso que los millennials ven en el plástico el reflejo de una sociedad falsa, sin ideales? Puede ser una hipótesis, pues el tema no tan sólo se queda en el plástico: se traspasa hacia la alimentación, el vestuario, el uso de la energía, el manejo del agua, etc.

 

¿De qué forma esto afecta a las marcas? Lo que antes los libros de marketing pregonaban como Responsabilidad Social Empresarial, hoy es una realidad. Ante una sociedad llena de falsedades, son los millennials quienes marcarán la pauta sobre lo políticamente correcto.

 

¿Qué pueden hacer las marcas al respecto? El que no se adapta, desaparece. Es así de simple. Es momento de que las marcas tomen en cuenta a la naturaleza y piensen un poco en darle una mano al planeta. Lamentablemente para algunos, y para fortuna de todos, con la revolución Ecodigital lo natural dejará de ser un valor agregado. Será una obligación, que cambiará la forma que tenemos de percibir las relaciones entre personas y marcas.

La fórmula secreta.

Cuando uno se pasea por las calles de cualquier ciudad, se pilla con miles de almacenes, fuentes de soda, botillerías, panaderías, etc, con un enorme letrero de presentación, auspiciado por una marca reconocida a nivel nacional. Todos y cada uno de los locales con ese mismo logo en las esquinas, como si fueran una franquicia del gigante en cuestión. Es allí cuando uno piensa ¿Dónde está la identidad? ¿Es fructífero velar más por el desarrollo del producto que de la marca?

 

Un ejemplo práctico y sencillo para aclarar esto es la “Civil War” del marketing: Coca Cola vs. Pepsi ¿Por qué la primera obtiene más ventas, si la segunda tiene mejor sabor? Sí, lo leyeron bien, pues estudios avalan que los consumidores prefieren un sorbo de la segunda por sobre la primera ¿Qué es lo que ocurre entonces? Debemos recurrir al neuromarketing, específicamente al estudio de Read Montague, director del Laboratorio de neuroimágenes del Baylor College of Medicine de Houston.

 

El 2003 reunió una muestra para efectuar un testeo a ciegas. Los participantes fueron conectados a aparatos de resonancia magnética, con el fin de medir su actividad cerebral. Al momento de efectuar la prueba de vasos, los resultados eran claros: La excitación del putamen ventral (región que se estimula ante un sabor agradable) era mayor con Pepsi que con Coca Cola. Al igual que un estudio a ciegas realizado en 1975, los participantes optaron por Pepsi.

Sin embargo, en una segunda fase, se volvió a repetir el testeo conectado a los escáneres, pero con el nombre de la bebida correspondiente.  El resultado fue sorprendente, ya que con sólo mencionar la marca “Coca Cola”, en el cerebro no tan sólo se estimuló el putamen ventral, sino también la Corteza prefrontal interna, parte que se encarga del discernimiento.

 

Al momento de tomar la decisión sobre cuál preferían, los entrevistados dudaron unos dos segundos hasta optar finalmente por Coca Cola. 75% se quedó con esta opción. La conclusión de Montague fue que, al momento de decidir, el cerebro entraba en conflicto entre su parte racional (mejor sabor) y su lado emocional, cediendo finalmente a sus impulsos emocionales.

 

¿Qué es lo que demuestra lo anterior? Que la marca está por sobre el producto, que  es el activo más valioso de tu empresa. Tu competencia puede imitarlo todo: tus procesos productivos, tus proveedores, tu sistema de ventas, etc, pero hay algo que jamás podrá crear: la conexión psíquica y emocional entre tu cliente y tu marca.

 

Por eso ten en cuenta qué harás de ahora en adelante. Puede que la fórmula secreta de Coca Cola no esté necesariamente dentro de la botella.

El secreto del éxito para tu marca personal.

Sí, estamos en ese punto de la publicidad en donde las marcas personales han tomado más terreno de lo esperado. Las campañas ya no se hacen con grandes actores o modelos. Se realizan con personas normales como tú y yo que han logrado compenetrarse tanto con sus seguidores que influencian de manera directa sus compras, sus estilos de vida y hasta la manera de vestir o ser.

 

Pero es importante resaltar cuál es la esencia de una marca personal. Hace unas semanas, una reconocida influencer se debatía en un “live” de que no sabía como definirse o cómo describirse, porque habían muchas cosas para las que era buena como en la fotografía, como en el maquillaje y además tenía una familia hermosa.

 

Pero podemos hacer un análisis de la manera en que comunica sus “pasiones”, lo que responde a sus seguidores y cómo transmite sus mensajes a través de publicaciones constantes.

El resultado que podemos encontrar es que esta persona es buena “siendo ella misma”.

 

Se ha ganado el cariño de sus seguidores y están allí fieles dentro de ese grupo al que ella llama: pequeña gran familia.

 

Entonces, tú, amigo mío, que te estás iniciando en este mundo de marcas personales, ¿de qué te sirve todo este análisis? Simplemente, te dice que debes ser tú mismo siempre. Lo sabemos, es demasiado cliché, pero es así. Haz que la gente te conozca, háblales a ellos, no te vendas tanto, demuéstrales quién eres para que valoren así tu trabajo. Eso sí, no pierdas tu esencia solo para agradar a algunos. Sé quién eres y te aseguro 3 que se quedarán son los seguidores que realmente valen la pena: ¡tu pequeña gran familia!

En qué creemos.

Cuántas veces nos vemos un display en Facebook con el que queremos interactuar y jugar, sea de quien sea la publicación. Cuántas historias vemos en Instagram y YouTube que muy en el fondo queremos “saltar”, pero que logramos ver completas sin motivos ni razón.

 

Si respondemos esto, pues tendremos una gran noción de cómo está la publicidad en la actualidad.

 

La verdad es difícil identificar una idea que en realidad no le guste a nadie, una campaña con la que ninguna persona se sienta identificada, entonces estamos frente a un panorama en que se trata de rescatar las ideas que cambian el entorno.

 

Deberíamos de preocuparnos menos por ir a buscar fama y dejar que esta llegue, si nuestras campañas hacen calle seguramente generarán ventas, crearán marcas y lo demás vendrá solo.

Vemos tanta preocupación por aparecer en grandes titulares y muy poca por hacer lo que realmente importa, el trabajo. Ese, que es el que adoramos y por lo que somos  agradecidos.

 

Dejemos de buscar lo que los demás buscan y hagamos lo que mejor sabemos hacer. Actualmente respiramos 24/7 publicidad y  creatividad, no hace falta más que salir a la calle, para ver nuestra ciudad, el diseño de las grandes arquitecturas, nuestro arte, nuestros tejidos, nuestra historia.

 

Hagamos campañas que toquen la fibra del corazón y lo demás vendrá solo. Qué bueno que te reconozcan por algo, pero por algo bien hecho.

De dónde nace la creatividad.

Una pregunta difícil de plantearse en un mundo que avanza a 1.000.000 de tweets por segundo, pero que es válida hacerse dentro del contexto de quienes estamos en la industria publicitaria.

 

Lo primero que debemos resaltar es que hay una gran diferencia entre imaginación y creatividad. Podemos pensar que estamos conduciendo el último auto del año, por una de las costas playeras más hermosas del planeta, pero luego la nube imaginaria explota y… ¡PUM! Se acabó. En cambio, la creatividad es muy subjetiva, a veces impredecible y además depende del área en donde desees explotarla.

 

Aclarado esto, pues la creatividad, es entonces el poder nato que toda persona logra al unir conocimientos de distintas áreas, para generar un aporte valorativo a la comunidad o crear un aspecto desde cero.

 

Lo bueno de la creatividad, es que no está limitada en el mundo, no está condicionada por prejuicios y puede generarse desde muy temprano en nuestra vida. El reto está en explotarla y hacer algo positivo con ella.

Hay quienes la consideran un don, pero no debemos encasillarla. Si bien, la creatividad es un talento, pues todo talento debe ser cultivado, desarrollado y llevado a la práctica. Pasa que con la rutina, la creatividad pasa a un segundo plano, y la dejamos a un lado para hacer lo “fácil” lo “automatizado”, pero la verdad es que la creatividad siempre logra hacerse notar cuando decidimos apostar por ella.

 

¿Y cómo ser más creativos? Pues cultivando la mente, hablando, conociendo, compartiendo, explorando, debatiendo, poniéndose en el lugar del otro y dándole un sentido a las cosas.

 

Haz crecer tu red profesional, lee de todo y ESCUCHA de todo tipo de música, incluso la que no te gusta, porque al final te preguntarás ¿por qué no se me ocurrió antes?. 

La creatividad la encontrarás en todas partes, en muchos casos la práctica constante te llevará a desarrollarla con más facilidad, pero así es este negocio. Cuando tienes confianza, te sientes bien y cuando te sientes seguro, eres libre de CREAR un mundo de posibilidades.

Copyright© 2005 - 2018 O3 Comunicaciones. Todos los derechos reservados.